Home Enfermedades ¿Qué es la tortícolis?

¿Qué es la tortícolis?

por WebSalud
¿Qué es la tortícolis?

A veces, sin aviso alguno, de repente no podemos girar la cabeza. Un fuerte dolor en el cuello nos impide mover la cabeza como suele ser habitual. Casi con total seguridad se trata de una dolencia muscular. ¿Qué es la tortícolis? Es una contracción muscular prolongada en la región del cuello que origina tanto dolor como incapacidad para moverse. Esta afección provoca que mientras la cabeza apunta hacia un hombro, el mentón quede señalando hacia el lado opuesto.

Esta afección puede aparecer tanto en la niñez como en la edad adulta. En el caso de que la misma se dé directamente al nacer suele significar que la cabeza del bebé se encontraba en una posición incorrecta mientras se desarrollaba en el útero. O, en el peor de los casos, porque existe una lesión en los músculos del riego sanguíneo que va al cuello. Las causas por las que se produce la tortícolis son dos. La primera como consecuencia de una influencia genética, por lo que se considera hereditaria. La segunda debido al resultado de una lesión muscular provocada por una mala postura o, en su defecto, un movimiento brusco. Hay dos factores que pueden ayudar a la aparición de este trastorno, el estrés y la fatiga.

Los síntomas de la tortícolis

Conocido qué es la tortícolis, hay que ver cuáles son sus síntomas. Las señales son, en todo caso, de fácil detección. Por normal general, quienes sufren esta afección padecen dolor cervical, movimiento limitado en la zona del cuello y rigidez del músculo esternocleidomastoideo. Además, por si fuera poco, se puede visualizar con claridad meridiana una postura anormal de la cabeza. Otros síntomas habituales son el dolor de cabeza, así como un ligero temblor de la misma e hinchazón de los músculos del cuello.

Debido a que en la mayoría de los casos esta patología aparecer por malas posturas, la principal prevención pasa por tener especial cuidado en las situaciones que puedan originarla. Un ejemplo puede ser el uso de almohadas demasiado altas o bajas a la hora de dormir. Hay que prestar también mucha atención a tareas tan cotidianas, y más hoy en día, como pasar mucho tiempo hablando por teléfono en una postura forzada o llevar a cabo movimientos bruscos con el cuello. Las técnicas de relajación y los estiramientos son buenas formas de prevenir la tortícolis.

Visite nuestra sección de Enfermedades

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario