Home Adelgazar Cuatro pastillas para adelgazar

Cuatro pastillas para adelgazar

por WebSalud
Cuatro pastillas para adelgazar

Recientes estudios han señalado que el confinamiento ordenado por el Gobierno ha supuesto un sobrepeso aproximado de cuatro kilos de media por habitante. Teniendo presente que cada vez son más las personas con sobrepeso u obesidad (no es lo mismo) en España, está claro que debemos tomar medidas cuanto antes. Ya sabemos que, para perder peso, hay que cuidar tanto nuestro cuerpo por dentro (alimentación) como por fuera (ejercicio). Hoy nos centraremos en estas cuatro pastillas para adelgazar.

Como ya te hemos contado en otros artículos, la única manera de adelgazar es lograr un déficit calórico. Esto depende de cada persona, ya que el metabolismo y los hábitos pueden ser de maneras muy dispares. Si ves que no eres capaz de perder peso por ti mismo, no enganchas con ninguna dieta y demás, te aconsejamos que acudas a un especialista cualificado. Te ofrecerá un plan acorde a lo que de verdad necesitas y es posible que te lo complemente con algunas pastillas que te ayuden a perder esos kilos de más. Pero, ¿qué tipos de pastillas existen?, ¿me vale cualquiera? Son varias las preguntas que debemos responder para acertar con la medicación en cuestión. Analicemos cuatro de las más conocidas que deben ser adquiridas en farmacias previo paso por el médico.

Pastillas para adelgazar

Clorhidrato de lorcaserina. Es un buen apoyo contra la obesidad. Su función es disminuir nuestro apetito en cada ingesta de comida, aumentando la saciedad mediante su actuación sobre los niveles de serotonina del cerebro. Es un buen complemento para quien se encuentra a dieta y no está acostumbrado a comer cantidades moderadas. No se le conocen grandes efectos secundarios, pero recuerda que debes tener una receta médica para adquirirlo en la farmacia.

Saxenda. Te lleva a perder mucho apetito, algo común de estas pastillas para adelgazar. Además, te cambia la percepción de los sabores, no permitiéndote disfrutar verdaderamente de esos ricos platos que tanto te gustan. En principio, está contraindicado para menores de edad y mujeres embarazadas o lactantes. Su efecto sobre el peso es bastante considerable, ya que en un mes puedes perder muchos kilos si lo acompañas de una buena alimentación y ejercicio.

Sibutramina. Se trata de otra de las cuatro pastillas más típicas para adelgazar. Como suele ser habitual en estos medicamentos, suele provocarte la sensación de saciedad antes de lo normal. Es un producto que funciona para perder peso, pero contiene varios efectos secundarios y contraindicaciones. No debe ser recetado a mujeres embarazadas o lactantes, pero tampoco a personas con trastornos alimenticios como bulimia o anorexia. A su vez, no es prudente en personas con enfermedades del corazón o que tomen a la vez antidepresivos. Nuestra recomendación es que tu médico te recete otro tipo de medicamento.

Xenical u Orlistat. A diferencia de las otras pastillas para adelgazar de esta lista, estas lo que hacen es impedir que absorbas todas las grasas ingeridas en el intestino. Además, también controla los niveles altos de colesterol. Ojo, esto no significa que te permita comer barbaridades poco recomendables, eh.

Como todas estas, está contraindicada para mujeres embarazadas o lactantes. Tu médico te preguntará si tienes tendencia a padecer diarrea o problemas intestinales, ya que, de ser así, debería optar por recetarte otra de las opciones.

Quemagrasas y dietas para adelgazar

Como ves, son varias las pastillas para adelgazar que se encuentran en el mercado, pero debes estar atento para descartar las que menos te puedan favorecer. Recuerda que debes acudir a tu médico antes de lanzarte en busca de quemagrasas o pastillas de dudosa procedencia, ya que son muchos los efectos secundarios y contraindicaciones de las mismas. Aquí te ofrecemos algunas dietas con las que puedes perder peso de manera efectiva. Decide cuáles serían las más adecuadas para ti según el tipo de alimentos o el plan de cada una y coméntaselo a tu especialista. Querer es poder.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario