Home EmbarazoCuidado del bebé ¿Puedo preparar un biberón o papilla con agua de grifo?

¿Puedo preparar un biberón o papilla con agua de grifo?

por WebSalud
¿Puedo preparar un biberón o papilla con agua de grifo?

Entre los millones de preguntas que nos surgen a los padres primerizos, muchas afectan a la nutrición de nuestros bebés. ¿A qué hora come?, ¿cuánta cantidad es normal? En este artículo te vamos a responder a otra de las cuestiones más habituales: ¿Puedo preparar un biberón o papilla con agua de grifo?

La respuesta es, a priori, bien sencilla: Sí. Pero con matices. En España, el agua de grifo es potable en todas las localidades, si bien es cierto que hay zonas en las que no es tan recomendable. No es lo mismo el sabor que la calidad. Es posible que ya lo sepas, pero el sabor del agua de grifo de Valencia es mucho peor que el que tienes en Madrid o Pamplona, por ejemplo. Y eso que es igual de potable.

Mejor con pocos nitratos y sodio para el biberón del bebé

La clave para saber si puedo preparar o no un biberón o papilla con agua de grifo reside, además de que sea potable, en la concentración de nitratos. La norma permite que alcance hasta los 50 miligramos por litro, pero la OMS recomienda que no rebase los 10 para los más pequeños.

Es posible que en zonas de campo, donde tanto la ganadería como la agricultura imperen, sean más habituales los nitratos en mayor medida. Para ello, lo más recomendable es optar por agua mineral débil o muy débil y así evitar riesgos innecesarios. Bezoya, Font Vella o Lanjarón son tres opciones de mineralización débil y bajo contenido de sodio.

Eso sí, uno de los consejos más habituales respecto al agua de grifo, sea para biberón o para preparar una papilla con polvos, es que sea previamente hervida durante unos 3 minutos. En este tiempo, lograrás que se eliminen posibles bacterias que puedan afectar a tu bebé.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario