Home EmbarazoAnticoncepción ¿Cuántos tipos de aborto hay?

¿Cuántos tipos de aborto hay?

por WebSalud
¿Cuántos tipos de aborto hay?
Compartir en:

El aborto es la interrupción temprana del embarazo. Pueden ser naturales o provocados, existiendo variedades dentro de cada uno. Es más, para hacernos una idea, uno de cada cuatro embarazos terminan en aborto. Ojo, en muchísimos casos las propias gestantes ni son conscientes de ello. ¿Cuántos tipos de aborto hay?

Lo primero es dejar claro que en países como España están aumentando considerablemente los abortos legalmente provocados en los últimos años. En 2019 fueron prácticamente 100.000. Una barbaridad, conscientes sobre todo de la falta de natalidad que sufre el país y el crecimiento en la esperanza de vida.

Recordemos que se trata de un acto legal en España, aunque cada país tiene unas leyes propias al respecto. Siempre ha supuesto un debate bioético el acabar con una vida, otorgando derechos a la mujer sobre el hijo nonato. Veamos cuántos tipos de aborto hay.

¿Cuántos tipos existen?

Abortos naturales

Espontáneo. Es natural y se produce de manera no deseada, al darse el frenazo en el desarrollo del embrión y la consiguiente muerte. Es el más habitual, sobre todo durante los dos primeros meses de gestación. De ahí que muchas mujeres ni se den cuenta.

Séptico. Hablamos de un aborto provocado por una infección del útero.

Rechazo inmunológico. Nuestro cuerpo suele reaccionar activamente contra las enfermedades o infecciones. Con el embarazo no debería ocurrir esto, pero en ocasiones nuestro sistema inmune se equivoca y ataca al embrión.

Métodos de aborto

Métodos de aborto

Aborto inevitable. No es habitual, pero pueden darse síntomas que supongan la muerte del feto tarde o temprano de manera inevitable por los médicos. La clave aquí es garantizar la salud de la madre hasta que ello ocurra.

Abortos provocados

Los abortos inducidos son los que las mujeres gestantes realizan de manera consentida. Las leyes permiten una serie de términos y, en algunos casos extremos, incluso algunos médicos pueden recomendarlo.

Indirecto. Podríamos decir que está en el límite, ya que se da cuando una gestante se somete a una intervención médica y, como consecuencia no deseada, provoca la muerte del feto.

Químico. El especialista receta una serie de medicamentos para acabar con la vida del feto, que posteriormente debe ser expulsado del cuerpo de la mujer. Es el método más habitual y puede realizarse durante las primeras 12 semanas.

Quirúrgico. Es una operación que dura pocos minutos. El más común es mediante aspiración, matando al feto a la vez que se extrae por completo.

Terapéutico. Cuando hay riesgo para la vida de la madre. En este sentido, se amplía a cuando hay riesgo para garantizar la integridad física o mental de la mujer. Suelen aprobarse estos argumentos en las propias clínicas abortivas, por lo que no es necesaria la objetividad.

Eugenésico. Es el que se puede realizar cuando se observan anomalías genéticas en el feto que le podrían ocasionar dificultades en el futuro. Existen pruebas médicas para ello, aunque en algunas ocasiones se equivocan y se pueden diagnosticar erróneamente a bebés totalmente sanos. Sí, es evidente que se han abortado bebés relativamente sanos pensando que no lo eran.

Te interesa: ¿Cuánto mide y pesa el feto cada semana de embarazo?

Compartir en:
0 comentario
1

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario