Home Coronavirus El coronavirus halla otra forma de llegar a los pulmones

El coronavirus halla otra forma de llegar a los pulmones

por WebSalud
El coronavirus halla otra forma de llegar a los pulmones

Los científicos de todo el mundo siguen estudiando las características y comportamiento del coronavirus. Fruto del esfuerzo común no tardó en descubrirse que el SARS-CoV-2 se une a través de la proteína espiga al receptor ACE2. Esto es lo que le permite adherirse a las células humanas e infectarlas. Hasta ahora esta era la única forma por la que el virus podía entrar en el cuerpo. El patógeno, posiblemente debido a la enorme propagación y la aparición de nuevas cepas, ha evolucionado. Tanto que el coronavirus halla otra forma de llegar a los pulmones. Se trata de la proteína de membrana AXL.

A lo largo de esta última investigación, un grupo de científicos chinos confirmó que la actividad del receptor ACE2 en el tracto respiratorio es muy baja. Con esta evidencia, los expertos buscaron otro punto de entrada que podría ser mejor aprovechado por el virus. Así dieron con la proteína AXL, estudiada en relación con el cáncer de pulmón ya que es uno de los 58 tipos que tiene una familia de receptores llamados tirosina quinasas. Según han explicado los autores del trabajo en la revista ‘Cell Research, esta proteína está en casi todos los órganos del cuerpo, especialmente en las células y tejido epitelial pulmonar y bronquial humano.

La AXL es muy eficiente

El coronavirus halla otra forma de llegar a los pulmones, la membrana AXL que, además, es muy eficiente en esta labor. En las investigaciones se utilizaron 22 proteínas diferentes. Los científicos pudieron comprobar que la citada membrana es tan eficiente para la penetración del Covid-19 como lo era la ACE2. También lograron demostrar que la AXL interactúa con la proteína espiga en una zona diferente. Esto ayudaría a explicar los motivos por los que se han identificado muchos anticuerpos humanos neutralizantes que se unen a la proteína espiga.

El descubrimiento otorga un nuevo punto para poder desarrollar futuras vacunas o incluso un objetivo potencial para futuras estrategias de intervención clínica contra el coronavirus.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario