Home Coronavirus El virus podría alojarse en el cerebro y reaparecer en años

El virus podría alojarse en el cerebro y reaparecer en años

por WebSalud
El virus podría alojarse en el cerebro y reaparecer en años

El coronavirus sigue generando ríos de tinta. Informes, estudios, consecuencias y secuelas llenan las páginas de los medios de comunicación a diario y, pese a ello, el enemigo sigue siendo un perfecto desconocido. Cada día que pasa aparecen nuevos datos. Alguno de ellos resulta escalofriante. El virus podría alojarse en el cerebro y reaparecer en años. No sólo ahí, también en los testículos. ¿Por qué aquí? Estas zonas suelen ser menos accesibles para el sistema inmunológico, por lo que resulta mucho más complicado eliminar las infecciones virales en el caso de que se desarrollen ahí.

El médico de enfermedades infecciosas de la Universidad de Virginia, William Petri, es quien está estudiando estas opciones, según recoge ‘Antena 3’. En un artículo publicado en ‘Times of Malta’ evidencia que en un sitio inmunológico privilegiado (como el cerebro o los testículos) no sólo es más difícil erradicar una infección, también limita las proteínas que aumentan la inflamación. La razón es que si bien esta hinchazón ayuda a matar un patógeno, también puede dañar órganos como el ojo, el cerebro o los testículos. El resultado es que la infección seguirá su curso.

Vuelve décadas después

El virus podría alojarse en el cerebro y reaparecer en años. Esto se debe a que el patógeno causante del Covid-19 puede reactivarse y producir virus infecciosos meses o incluso décadas después de la infección inicial. Además, puede permanecer años en el cuerpo, igual que lo hacen los retrovirus. Según han explicado los investigadores del proyecto, esto se produce porque tienen latencia pero con un mecanismo diferente al de los virus del herpes.

Los retrovirus como el VIH, causante del SIDA, pueden insertar una copia de su genoma en el ADN humano que formará parte del genoma humano. Allí, el virus puede existir en un estado latente indefinidamente en el ser humano infectado, según han señalado.

El cerebro y los testículos no son los únicos sitios donde se ha detectado el nuevo coronavirus. La placenta, los intestinos, la sangre y, como no, el tracto respiratorio también han resultado afectados. En las mujeres que contraen Covid-19 estando embarazadas, la placenta desarrolla defectos en los vasos sanguíneos de la madre que terminan irrigándola. No obstante, la importancia de esta circunstancia para la salud del feto todavía está por determinar.

Lea también: La inmunidad podría durar toda la vida

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario