Home Enfermedades Una mutación genética que predispone al cáncer infantil

Una mutación genética que predispone al cáncer infantil

por WebSalud
Una mutación genética que predispone al cáncer infantil

Cuando estamos embarazadas, siempre pensamos que nuestro hijo sea alto, guapo, inteligente, triunfador… pero luego, lo primero que deseamos es que nazca con salud. En este sentido, el Hospital Niño Jesús ha puesto el foco sobre una mutación genética que predispone al cáncer infantil.

Aproximadamente, el 10% de pacientes nacieron predispuestos a padecer la enfermedad. El material genético contiene información que codifica las proteínas implicadas en cada función vital. Pues bien, las células tumorales acumulan una serie de alteraciones en su material genético que las convierte en malignas. La información es poder y, en muchos casos, puede llevarnos a detectar un cáncer antes de que nos afecte. Ya se sabe: diagnóstico precoz y tratamiento correcto nos llevará a un pronóstico más alentador.

Volviendo al reciente estudio, hay que aclarar que las mutaciones suelen ser exclusivas de células tumorales, lo que no implica que ese niño deba desarrollar cáncer. Ahora bien, hay un 10% de pacientes que heredaron esa predisposición genética de sus padres.

Tratamiento exitoso frente al cáncer infantil

El Hospital Niño Jesús es uno de los centros que cuenta con terapias más avanzadas para tratar el cáncer infantil. Es también uno de los cuatro centros seleccionados por el Ministerio de Sanidad en toda España para aplicar la terapia CAR-T en menores de 18 años. Se trata de una terapia indicada para el tratamiento de la leucemia linfoblástica aguda que consiste en extraer de la sangre del paciente los linfocitos T, un tipo de células del sistema inmunitario, que se modifican genéticamente en el laboratorio para que sean capaces de destruir células cancerígenas. Los pacientes que recurren a este tratamiento se encuentran ya con la enfermedad avanzada y después de sufrir varias recaídas. A lo largo del último semestre se ha tratado a un pequeño grupo de niños, logrando que seis de los ocho terminen recuperándose definitivamente del cáncer infantil.

El hecho de que exista una mutación genética que predispone al cáncer infantil, aunque sea en un 10% de los casos, nos lleva a realizar un estudio genético de los padres. ¿El motivo? Básicamente saber el origen, así como las posibilidades de que otro hermano o futuro hermano pueda desarrollarlo también. Y, en consecuencia, posibles descendientes de estos.

Te interesa: ¿De qué color es el lazo de cada cáncer?

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario