Home Enfermedades ¿Qué es la poliomielitis?

¿Qué es la poliomielitis?

por WebSalud
¿Qué es la poliomielitis?

La reciente confirmación de la desaparición de la poliomielitis en África ha sido una excelente noticia. Esta enfermedad lleva afectando a niños y adultos durante décadas. Ahora su erradicación parece mucho más cercana. ¿Qué es la poliomielitis? Una afección viral contagiosa que, en su forma más grave, provoca lesiones a los nervios que causan parálisis, dificultad para respirar y, en algunos casos, incluso la muerte.

En los Estados Unidos el último caso de este patógeno se produjo en 1979. Hace apenas unos días se conoció que en África se daba por atajado este virus después de no detectarse ningún caso durante los últimos cuatro años. En la actualidad solamente en las regiones de Pakistán y Afganistán siguen encontrándose víctimas de esta enfermedad. El enorme esfuerzo de muchos países con las campañas de vacunación ha posibilitado un éxito de salud pública sin precedentes.

Como ya se ha dicho, la poliomielitis puede llegar a causar incluso la muerte. Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones, las personas infectadas por el virus no enferman y no se enteran de que han contraído el patógeno. Algunos individuos que sí presentan síntomas pueden contraer un tipo de poliomielitis que no provoca parálisis. La sintomatología suele ser leve y muy parecida al de otros virus como el de la influenza (gripe).

Síntomas comunes

Conocido a grandes rasgos qué es la poliomielitis, hay que saber también cuáles son sus síntomas. Unas señales que pueden prolongarse hasta 10 días y que son fiebre, dolor de garganta y de cabeza, vómitos, fatiga y dolor o rigidez en espalda y cuello. En la forma más grave de la enfermedad, la que causa la parálisis, a todas estas señales se suman otras más características como la pérdida de reflejos. También los dolores musculares muy intensos o las extremidades flojas o poco rígidas.

También existe el síndrome pospoliomielítico. Se trata de un grupo de signos y síntomas incapacitantes que afectan a algunas personas varios años después de haber contraído el patógeno. Aparece la debilidad o dolor progresivos en los músculos y articulaciones, la fatiga, la atrofia muscular o trastornos respiratorios relacionados con el sueño. Igualmente puede aparecer una disminución de la tolerancia a las bajas temperaturas.

Lea también: África está libre de poliomielitis

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario