Home Enfermedades ¿Qué es la ansiedad?

¿Qué es la ansiedad?

por WebSalud
¿Qué es la ansiedad?

La palabra ansiedad tiene varias acepciones. Puede referirse a un rasgo de la personalidad, a un síntoma o, el caso que nos concierne, a un trastorno. ¿Qué es la ansiedad? Un mecanismo adaptativo natural que hace que nos pongamos alerta en las ocasiones comprometidas. De hecho, la cantidad apropiada supone la medida justa de precaución en situaciones peligrosas, e incluso ayuda a la concentración. Cuando este sistema responde en exceso significa un mal funcionamiento que hasta puede hacer que haya ansiedad ante una circunstancia que no la requiere.

Los trastornos de ansiedad afectan a casi el 20% de la población mundial a lo largo de su vida. Es más, se trata de la enfermedad psiquiátrica más frecuente. Destaca el trastorno fóbico. Un 7% de las mujeres y un 4,3% padece fobias muy concretas a algún animal, objeto u oscuridad, entre otros. Después están las fobias sociales, que son las aptitudes de las personas para relacionarse de una manera lógica con los demás. Estas pueden encontrarse en casi el 15% de la población. Finalmente, la ansiedad generalizada la sufre un 5% de las personas a lo largo del año, con el doble de probabilidades para las mujeres.

Causas de la ansiedad

¿Qué es la ansiedad? ¿Cuáles son sus causas? No están muy claras e incluso en buena parte de los pacientes no llegan a conocerse. En algunos casos, sin embargo, sí es posible determinar un origen o, al menos, los factores que pueden influir en su aparición. Uno de ellos está relacionado con la genética. Parece probable que la ansiedad pueda heredarse de padres a hijos. A través de los genes se transmite la predisposición a padecerla, aunque este mecanismo todavía hoy está estudiándose.

Esta patología también puede aparecer después de alguna situación circunstancial. Hechos traumáticos como un accidente de tráfico, un atentado o un incendio pueden derivar en la ansiedad. En estos casos, el sentimiento generado puede desaparecer al acabar el problema o, en su defecto, permanecer meses o años. Este es el que se llama estrés postraumático. El consumo de drogas (anfetaminas, éxtasis o LSD) o experiencias vitales muy importantes, como un embarazo o un despido, pueden crear esta patología.

Los síntomas pueden ser tanto mentales como físicos. Entre los primeros está la preocupación constante, el cansancio, la irritabilidad o problemas para concentrarse y conciliar el sueño. Entre los segundos podemos encontrar las taquicardias, la sudoración excesiva, la tensión muscular, los mareos, la diarrea o el dolor de cabeza, entre otros.

Visite nuestra sección de Enfermedades

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario