Home Enfermedades ¿Qué es la alfa talasemia?

¿Qué es la alfa talasemia?

por WebSalud
¿Qué es la alfa talasemia?

Los trastornos de la sangre son más o menos habituales. ¿Qué es la alfa talasemia? Es un tipo de talasemia hereditaria. Un trastorno hematológico que reduce la capacidad del organismo para producir glóbulos rojos sanos y hemoglobina normal. Esta última es una proteína rica en hierro que está en los citados glóbulos rojos y se encarga de transportar oxígeno a todo el cuerpo.

Existen determinados genes que controlan el modo en que el organismo produce hemoglobina, Cuando estos se alteran, o en su defecto faltan, es cuando se genera la talasemia. En el trastorno que nos ocupa, la proteína afectada es la alfa globina. Las personas que heredan problemas en estos genes por un lado, y normales del otro progenitor, se llaman portadores. Estos no suelen tener signos ni síntomas, pero pueden transmitir la enfermedad a sus hijos.

Como ya se ha dicho, la alfa talasemia es hereditaria. Es más, es uno de los trastornos hematológicos más comunes del mundo. Cualquier puede padecerlo. Cada año nacen miles de bebés con rasgos típicos de esta patología, aunque es más común en el sudeste asiático. De hecho, ocurre con más frecuencia entre personas de ascendencia africana, griega, italiana y de Medio Oriente.

Síntomas de la alfa talasemia

¿Qué es la alfa talasemia? ¿Cuáles son sus principales síntomas? Los más evidentes son los causados por la falta de oxígeno transportado a todo el organismo. La gravedad de estas señales depende del tipo de este trastorno que se genere. Si estamos ante una persona sin síntomas, la hemoglobina del cuerpo funciona con relativa normalidad. En el caso de que estemos ante un anemia leve, los pacientes es común que padezcan cansancio, falta de aliento, mareos, dolores de cabeza, piel pálida y hasta dolores en el pecho.

Finalmente puede darse una anemia moderada o grave y otros problemas de salud. En este caso, las personas sufrirán todos los síntomas en los dos primeros años de vida. A los de la anterior forma de anemia se unirán la pérdida de apetito, orina oscura, piel u ojos amarillentos, problemas en los huesos o el corazón y el hígado agrandados. El tratamiento dependerá de la gravedad de la enfermedad. Los más habituales son las transfusiones de sangre, una terapia para eliminar el exceso de hierro en el organismo u otros métodos más experimentales como el trasplante de células madre.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario