Home Enfermedades ¿Qué es el síndrome de Estocolmo?

¿Qué es el síndrome de Estocolmo?

por WebSalud
¿Qué es el síndrome de Estocolmo?

Los rincones de la mente humana son tan grandes y profundos que alcanzar una total comprensión de la misma es prácticamente imposible. ¿Qué es el síndrome de Estocolmo? Un estado psicológico en el que una persona víctima de un secuestro o retenida en contra de su voluntad termina desarrollando una relación de complicidad con su captor. Hay ocasiones en las que los prisioneros incluso ayudan a sus captores a lograr sus fines o a evadir a la policía.

Aunque es complicado encontrar una respuesta lógica a esta reacción, son muchos los expertos que ofrecen hipótesis válidas. Este trastorno aparece como una especie de mecanismo de defensa inconsciente de las personas secuestradas, incapaces de responder a la agresión de sus captores. Con esta reacción también estaría evitando la posibilidad de sufrir un shock emocional. Esto sería lo que hace que se produzca una identificación con el agresor, el vínculo que hace que aparezcan los sentimientos de empatía con el captor.

¿Cómo surgió el síndrome de Estocolmo?

¿Qué es el síndrome de Estocolmo? ¿Por qué se le llama así? Su origen está en el robo a un banco en Norrmalms (Estocolmo) que transcurrió del 23 al 28 de agosto de 1973. Las víctimas, tres mujeres y un hombre, defendieron a sus captores incluso después de terminado su secuestro de seis días. Todos se mostraron muy reticentes a los procedimientos legales e incluso se dice que una de las mujeres llegó a comprometerse con uno de los captores. El término lo acuñó el criminólogo y psicólogo Nils Bejerot, que ayudó a la policía durante el robo.

¿Qué puede provocar esta reacción? En primer lugar, tanto la víctima como el autor del delito quieren salir ilesos del incidente y por eso cooperan. Los rehenes, en su afán de protegerse, tratan de cumplir los deseos de los captores. Según el profesional que creó el término, este síndrome es más fácil que aparezca en personas que han sido víctimas de algún tipo de abuso. Así, puede aflorar en rehenes, miembros de sectas, niños que han sufrido abusos psicológicos, prisioneros de guerra o de campos de concentración, prostitutas o víctimas de incesto o violencia doméstica.

Visite nuestra sección de Enfermedades

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario