Home Enfermedades ¿Qué es el cáncer de piel?

¿Qué es el cáncer de piel?

por WebSalud
¿Qué es el cáncer de piel?

La exposición al sol es positiva, ayuda a que las defensas del cuerpo estén fuertes ante virus como el SARS-CoV-2. Pero, como en muchas otras cosas, el exceso nunca es bueno. ¿Qué es el cáncer de piel? Es el crecimiento anormal de las células de la piel que suele desarrollarse en aquellas zonas del cuerpo que están más expuestas a la luz solar. Los riesgos de padecer este tipo de cáncer disminuyen al limitar la exposición a la radiación ultravioleta, ya sea del propio sol o en centros estéticos. Este tipo de cáncer es el que Lydia Bosch ha anunciado que padece.

Hay tres tipos principales de cáncer de piel. El primero es el carcinoma basocelular. Comienza en las células basales, las encargadas de producir las nuevas células cutáneas a medida que las viejas mueren. Suele aparecer en la forma de un bulto ligeramente transparente en la piel, aunque puede adoptar otras formas. Ocurre con más frecuencia en zonas del cuerpo que están más expuestas al sol como la cabeza o el cuello. Es normal que aparezca como un bulto ceroso, una lesión parecida a una cicatriz o una úlcera con costras o sangrantes que se cura y vuelve a aparecer.

El segundo tipo es el carcinoma de células escamosas, las que componen las capas media y externa de la piel. Por norma general, esta forma de cáncer no es mortal, pero puede llegar a ser muy agresivo. Si no se trata a tiempo puede expandirse a otras partes del cuerpo, llegando a causar complicaciones graves. La gran mayoría de ellos se deben a la excesiva exposición a la radiación ultravioleta. Las personas de tez oscura son más propensas a desarrollar este tipo de cáncer en zonas que están menos expuestas al sol como las palmas de las manos o las plantas de los pies. Este tipo suele aparecer como un nódulo rojo y firma o como una lesión plana con superficie escamosa y costras.

Melanoma, el más grave

El tercer tipo es el melanoma, el más grave de todos. Se forma en las células que producen la melanina, la que le da color a la piel. Además de en las zonas ya citadas, esta forma también puede aparecer en los ojos y, muy rara vez, dentro del cuerpo como en la nariz o la garganta. Nuevamente, pasar muchas bajo el sol (el natural o el de las lámparas de bronceado) aumenta los riesgos de padecer este cáncer.

Puede formarse en cualquier parte del cuerpo, en la piel o en un lunar que se vuelve canceroso. Aparece con más frecuencia en el rostro o tronco en el caso de los hombres, en la parte inferior de las piernas en las mujeres. Sus síntomas más evidentes son un área grande y amarronada con pequeñas pintas más oscuras; un lunar que cambia de color o tamaño y sangra; una pequeña lesión con un borde irregular donde hay partes de color rojo, rosa, blanco, azul o azul oscuro; y una lesión dolorosa que pica o arde.

Visite nuestra sección de Enfermedades

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario