Home Enfermedades ¿Por qué siempre sudo tanto?

¿Por qué siempre sudo tanto?

por WebSalud
¿Por qué siempre sudo tanto?

El sudor es normal en determinadas situaciones. El problema es cuando aparece de manera constante y genera mal olor corporal. Si esto sucede a menudo surge una pregunta, ¿por qué siempre sudo tanto? Puede estar padeciendo hiperhidrosis. Es una sudoración excesiva que suele darse en las palmas de las manos, las plantas de los pies, las axilas o las ingles. La zona que resulte afectada aparecerá rosada o de un color blanco azulado. En los casos más graves la piel puede presentar fisuras y descamarse. En ocasiones, el área perjudicada desprende un olor fétido (bromidrosis) que está causado por las bacterias y levaduras que descomponen el sudor y la piel mojada.

Si aparece esta sudoración frecuente y abundante es necesario acudir al médico. Puede ser el signo de hiperactividad de la tiroides, de una baja concentración de glucosa en la sangre o incluso de una alteración de la región del sistema nervioso que controla la sudoración. La hiperhidrosis es un trastorno frecuente que no sólo ocasiona importantes molestias, sino que también favorece las infecciones. Las personas que sufren esta patología producen sudor en cantidades más grandes de las necesarias para controlar su temperatura. Empieza en la infancia o adolescencia, afectando por igual a ambos sexos.

Este trastorno tiene impacto en la calidad de vida de las personas. Hay personas que incluso se ven obligadas a cambiar su forma de vestir y limitan su participación en actividades sociales. Por no mencionar la vergüenza que supone que se evidencie esta patología en público.

Causa de la hiperhidrosis

¿Por qué sudo tanto? La respuesta podría estar en la genética. Los datos revelan que dos tercios de los pacientes que sufren hiperhidrosis tienen un familiar con el mismo trastorno, por lo que podrían tener más predisposición a sufrir esta patología. Hay algunos factores que pueden agravar esta patología ya que incrementan la actividad de las glándulas sudoríparas. Entre ellos están el estrés, la tensión y la ansiedad, todos emocionales.

En algunas ocasiones, el exceso de sudoración es la consecuencia de una infección mixta por hongos o bacterias. En el caso de sufrir hiperhidrosis es necesario extremar la higiene para tratar de mitigar los efectos del mal olor corporal.

Visite nuestra sección de Enfermedades

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario