Home EmbarazoCuidado del bebé ¿Por qué roncan los bebés?

¿Por qué roncan los bebés?

por WebSalud
¿Por qué roncan los bebés?

El silencio de la noche a veces se rompe, y no es precisamente culpa de los adultos. ¿Por qué roncan los bebés? Algunos recién nacidos tiene problemas para respirar mientras duermen y terminan roncando. Aunque no es habitual, en principio no debe ser un motivo de preocupación para los padres, salvo que vaya acompañado de otros síntomas. La causa más normal es que sea un simple resfriado.

Un sencillo catarro puede obstruir parcialmente las vías respiratorias. Una vez se recupere de esto, el pequeño dejará de roncar por sí solo. La mejor opción para los padres es mantener las vías respiratorias lo más despejadas posible haciendo lavados nasales al bebé. Habrá que realizarlos especialmente antes de que se vaya a dormir. No siempre es tan fácil. En alrededor del 20% de los casos, el ronquido suele ser la primera señal de un trastorno respiratorio del sueño más grave. En concreto el síndrome de apnea-hipopnea del sueño. En estas situaciones, al ronquido se unen esos segundos donde el bebé deja de respirar, una excesiva sudoración o que adopte posturas extrañas al dormir.

En el caso de que sean niños más mayores los que sufran este síndrome también puede aparecer un bajo rendimiento escolar, un déficit de atención o falta de apetito. Es importante acudir al pediatra si los padres creen que puede tratarse de este trastorno. Esto podría suponer que las vías respiratorias estén obstaculizadas por vegetaciones o amígdalas demasiado grandes.

Otras causas de los ronquidos

¿Por qué roncan los bebés? Hasta ahora hemos visto algunas causas, pero no son las únicas. Una rinitis infecciosa o alérgica, e incluso el asma pueden ser motivo de los ronquidos. Esta última especialmente si existen regurgitaciones de alimento o si el pequeño está expuesto al humo del tabaco. Existe la opción de que se junten varios de estos síntomas para la aparición de los ronquidos.

Un último dato a destacar. Si los ronquidos se mantienen en el tiempo terminarán por afectar a la calidad del sueño de los bebés, lo que repercutirá a lo largo del día en varios aspectos negativos. Es importante acudir a un especialista para el cuidado del bebé.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario