Home Enfermedades La vulvodinia es la gran desconocida

La vulvodinia es la gran desconocida

por WebSalud
La vulvodinia es la gran desconocida

La vulvodinia es la gran desconocida en las patologías de las partes íntimas de las mujeres, y eso que llega a afectar al 16% de las féminas. Se trata de un dolor crónico en la zona que rodea la abertura de la vagina, que no tiene una causa concreta que la identifique y las molestias se prolongan, al menos, tres meses. El dolor, el ardor o la irritación están relacionados con este trastorno que puede hacer que la práctica del sexo sea completamente imposible.

Una señal inequívoca de esta patología es el citado dolor en la región genital. Este, a su vez, puede tener muchas características. Ardor, inflamación, escozor, sensación pulsátil, picazón o relaciones sexuales dolorosas (dispareunia). Esto no quiere decir que tengan que aparecer todas ellas para determinar que se sufre esta enfermedad. El dolor podría ser constante, con mayor o menor intensidad, o esporádico. Es más, puede que aparezca únicamente cuando se toca al estar la zona sensible, o ser generalizado.

La vulvodinia es muy frecuente

La vulvodinia es la gran desconocida, incluso las propias mujeres suelen no mencionárselas a los médicos. Y pese a todo, estamos ante una afección bastante frecuente. Si aparecen dolores en la zona genital es importante acudir al experto. Sobre todo para que descarte otras causas de estas molestias como una infección bacteriana, herpes o afecciones cutáneas precancerosas.

Los especialistas, como ya se ha dicho, no conocen la causa concreta de la vulvodinia. Ahora bien, sí tienen meridianamente claros algunos factores que pueden contribuir a ella. En el primer lugar de esta lista están las lesiones o la irritación de los nervios que rodean la región de la vulva. A continuación aparecen haber sufrido infecciones vaginales anteriores. Tener alergias o piel sensible o los cambios hormonales también puede influir considerablemente. Finalmente, los espasmos musculares o la debilidad en el suelo pélvico. Este último es clave ya que sostiene el útero, la vejiga y el intestino.

Visite nuestra sección de Enfermedades

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario