Home Información La maniobra de Heimlich para salvar una vida

La maniobra de Heimlich para salvar una vida

por WebSalud
La maniobra de Heimlich para salvar una vida

La maniobra de Heimlich (compresión abdominal) es una técnica de primeros auxilios en pocos pasos que puede salvar una vida en segundos. Se trata de una acción simple que generalmente elimina trozos de comida u otros objetos de las vías respiratorias de una persona que se está ahogando. Consiste en producir un aumento de la presión en el abdomen y el pecho, con lo que se consigue expulsar el objeto. Desde WebSalud te enseñamos cómo ponerla en práctica paso a paso.

El inicio del ahogo es generalmente muy rápido así que, si sabes cómo hacerlo, puedes salvar la vida de una persona incluso antes de que deje efectos secundarios irreversibles.

Aprende la maniobra de Heimlich:

  1. Asegúrate de que la persona se está ahogando por una obstrucción. En ocasiones, una situación de estrés o pánico puede llevar a otro tipo de dificultades respiratorias que no tienen nada que ver.
  2. Si aparenta estar ahogándose y no puede ni toser, golpea su espalda con el talón de la palma entre los omóplatos. Puede ser algo tan simple como eso. Si está tosiendo, no lo hagas, ya que podrías favorecer la obstrucción de sus vías respiratorias.
  3. Tranquiliza al paciente y procura que alguien llame a emergencias mientras te dispones a tratar de salvarle la vida.
  4. Intenta que la persona afectada se ponga de pie para facilitar tus movimientos.
  5. Colócate detrás del paciente con tus piernas un poco separadas por si la persona afectada se fuera a desmayar mientras le realizas la maniobra de Heimlich.
  6. Abraza al paciente desde atrás, colocando el puño de tu mano dominante envuelto en la otra palma por encima de su ombligo y por debajo de su esternón.
  7. Debes presionar con tus manos en esa posición ‘penetrando’ en su estómago y realizando un movimiento hacia arriba, como si fuera un anzuelo en forma de jota.
  8. Realiza dicho movimiento de manera rápida en una tanda de cinco ocasiones. Repite la maniobra de compresión abdominal hasta que el paciente expulse el objeto.

Maniobra de Heimlich

Si el afectado llegara a desmayarse, colócale de manera que no se trague la lengua e inspecciona en su boca por si fueras capaz de extraerle el objeto que le ahoga. Realiza el boca a boca hasta que llegue ayuda para tratar de darle una oportunidad hasta que llegue ayuda. El saber sobre primeros auxilios no ocupa lugar y aprender algo tan sencillo como la maniobra de Heimlich podría salvar una vida.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario