Home Adelgazar La dieta paleolítica para adelgazar

La dieta paleolítica para adelgazar

por WebSalud
La dieta paleolítica para adelgazar

Existen infinidad de dietas al alcance de la mano de toda persona que quiera adelgazar. Si te has propuesto perder unos kilos de más por tu cuenta, es necesario que pienses a medio y largo plazo, encuentres el medio y te lances a por ello. Todo es cuestión de que des con la manera de lograr el déficit calórico necesario. Hoy te vamos a contar en qué consiste la dieta paleolítica para adelgazar.

Esta dieta, también conocida como paleo, se ha convertido en un estilo de vida para muchas personas. Es una de las más opuestas a los vegetarianos, pero sobre todo a los veganos. En resumen, podríamos decir que consiste en volver a nuestros orígenes culinarios, cuando uno cocinaba lo que cazaba, pescaba o recolectaba de la tierra. [Curiosos vestigios de la evolución humana]

Por un lado, evita el consumo de productos procesados y por otro incluso, deja de lado grupos de alimentos como los cereales o los lácteos. O se bebe leche natural extraída en el día o no se bebe leche. Una cuajada natural puede pasar, pero un yogur procesado o azucarado, no. La base sólida de la alimentación en la dieta paleolítica para adelgazar consiste en: carne, pescado, frutas, verduras o frutos secos.

Pros y contras de la dieta paleolítica

En este tipo de alimentación no suelen faltar proteínas, antioxidantes y varios tipos de vitaminas, pero se pueden echar en falta carbohidratos. Abusar de este tipo de alimentos como carne magra, marisco y demás, puede disparar nuestros índices de colesterol, poniendo en riesgo nuestro corazón.

Además, nuestro cuerpo experimentaría una importante falta de vitamina D (fácil de solucionar mediante comprimidos o tomando el sol), problemas renales, hipotiroidismo, cetosis e insomnio. Sí, perderás peso y afinarás músculos, pero como ocurre en estas dietas radicales, tu cuerpo no tardará en dar señales de carencias, como ocurre con los vegetarianos o veganos. En el equilibrio está la clave.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario