Home Embarazo ¿Qué puedo comer cuando estoy embarazada?

¿Qué puedo comer cuando estoy embarazada?

por WebSalud
Embarazada comida

Cuando una mujer se encuentra embarazada, debe tener presente que comerá para dos (o más), ¡pero no por dos! Engordar, sobre todo en este caso, es sano, pero nunca debe a costa de la salud presente y futura tanto de la mujer en periodo de gestación como del bebé o bebés que están en camino. Dicho esto, hay que tener mucho cuidado con lo que se come y deja de comer durante los 9 meses, ya que nuestro cuerpo sufrirá cambios y la vida que llevamos dentro es especialmente sensible. ¿Qué puedo comer cuando estoy embarazada?

Tu médico te dará unas directrices fáciles de seguir de cara al menú con el que debes proceder, pero aquí te vamos a solucionar algunas dudas y facilitar los platos en los que hacer mayor hincapié.

Tu nueva dieta deberá contener un poco de todo, pero estar basada aproximadamente al 50% en patatas cocidas, pan y otros cereales, sobre todo integrales debido a la mayor cantidad de fibra, minerales y vitaminas que contienen. Debes tomar leche y lácteos frescos, ya que contienen calcio y proteínas necesarias, pero nada de abusar de ellos e incluso procura que sean bajos en calorías. Alterna porciones de lácteos con piezas o zumos de frutas y en caso de duda, sin duda mejor lo segundo, que además ofrece una gran variedad de productos de temporada.

¿Puedo comer pescado estando embarazada?

Sí, pero no cualquiera. Los efectos son beneficiosos en general, pero se ha comprobado que la ingesta de metilmercurio por medio de mariscos y pescados contaminados pueden afectar al desarrollo del sistema nervioso tanto durante el embarazo como del recién nacido, así que toma nota. Terminantemente prohibido comer emperador, tiburón, ballena, atún rojo, pez espada, besugo, anguila, salmonete, esturión, rape, cabezudo, bonito o raya entre otros populares. ¿Y entonces qué producto de mar puedo comer? Muchos, tranquila. Aquí van unos ejemplos: Sardinas, gallo, salmón, calamar, anchoas, bacalao, pescadilla y prácticamente cualquier marisco. Eso sí, bien cocinados.

Además, hay un truco que permite disminuir la absorción del temido mercurio en nuestro intestino y pasa simplemente por aumentar el consumo de frutas y verduras, así como de otros alimentos ricos en fibras.

Carne, embutidos y el peligro de la Toxoplasmosis

La Toxoplasmosis es una infección transmitida por los gatos, que puede contagiar a otros animales, a los humanos o incluso a los alimentos. No existe vacuna, pero es posible que seas inmune, sobre todo si has estado muy en contacto con los felinos antes del embarazo. Consulta a tu médico al respecto. Para evitar afectar a al feto durante el embarazo, debes tener muy presente que la carne debe cocinarse mucho y en caso de querer consumir embutidos o carne poco hecha, deberá ser previamente congelada a 20º bajo cero, ya que tanto el congelado como las altas temperaturas al cocinar, destruyen el temido Toxoplasma.

Tras planear los platos del menú, recuerda que debes beber más agua de lo normal y no bajar de ocho vasos. Además, intenta rebajar la presencia en tu dieta tanto el café como el té y por supuesto elimina por completo las bebidas alcohólicas. [Los peligros de beber alcohol durante el embarazo]

Como ves, con esta información ya puedes ir perfilando una rica dieta variada con la que no pasar hambre y de paso ayudar a la correcta formación de tu bebé.

Y tranquilidad, que todo el mundo es consciente de los pequeños lujos que las embarazadas demandan cual necesidad casi vital. No hay problema en tomar un par de bombones o algún caprichito de vez en cuando, ya que si sigues el resto de las indicaciones, te lo podrás permitir.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario