Home Enfermedades El historial médico de Maradona

El historial médico de Maradona

por WebSalud
El historial médico de Maradona

Diego Armando Maradona es, para por lo menos medio mundo, el mejor jugador de la historia del fútbol. Su muerte ha sido un duro golpe para millones de argentinos y por ello hubo horas de colas para despedirse de él en la Casa Rosada, que incluso fue asaltada. Las enfermedades que sufrió en su vida fueron numerosas. Hagamos un repaso por el historial médico de Maradona.

En los últimos días ha quedado claro que una parada cardiorrespiratoria se llevó su último latido. Habían pasado tres semanas desde que acudió al hospital de urgencias para ser operado de un hematoma cerebral y ello precipitó su final. Según su abogado, el exjugador de Argentinos Juniors, Barça, Napoli, Sevilla o Boca Juniors estaba en plena depresión.

Siendo un veinteañero con un talento único para el fútbol, Maradona comenzó a coquetear con las drogas, llegando incluso a caer en la adicción. Un chico cariñoso, simpático y cercano también se mostraba violento e irresponsable tanto sobre el césped como fuera de los terrenos de juego. Muestra de ello fueron las sanciones que fue recibiendo a lo largo de su carrera tanto por agresiones como por dopaje debido a las drogas. Eso sí, el alcohol y el tabaco también eran otras de las ‘aficiones’ del campeón del mundo.

Largo historial médico de Maradona

Con el paso de los años, Diego Armando Maradona fue acumulando un historial médico digno de una persona de mayor edad que la que aparecía en su partida de nacimiento. Las enfermedades que sufrió en su vida Maradona le llevaron a pasar por tabaquismo, alcoholismo, cólicos, sobrepeso, hipertensión e incluso se sometió a cirugías de bypass. Y a ellas hay que sumar los desequilibrios emocionales y psicológicos. Precisamente, su abogado asegura que padecía síndrome de abstinencia.

Antes de los 40, Maradona fue ingresado en un hospital de Uruguay por un cuadro crítico debido al consumo de cocaína. Tras sobrevivir, el astro se marchó a Cuba para tratar de rehabilitarse. Cuatro años después volvió a ser hospitalizado por una crisis hipertensiva, aunque esta vez en Argentina. En 2005 tuvo que ser tratado por su evidente obesidad, ya que alcanzó los 120 kilos de peso para sus escasos 165 centímetros. Años después, su mala alimentación seguía deteriorando su cuerpo.

Ya en 2012, le extrajeron unos cólicos renales para, poco después, someterse a otra cirugía gástrica. Entre 2019 y 2020, un sangrado estomacal, una prótesis en la rodilla y una depresión fueron la antesala de la definitiva del hematoma cerebral que forjó la última línea del historial médico de Maradona.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario