Home Coronavirus El coronavirus vive un día al aire libre en invierno

El coronavirus vive un día al aire libre en invierno

por WebSalud
El coronavirus vive un día al aire libre en invierno

Una de las grandes cuestiones de esta pandemia es cuánto sobrevive el SARS-CoV-2 en las distintas superficies. Después empezó a barajarse la transmisión por aerosoles y el abanico se abrió. Es más, el último dato evidencia que el coronavirus vive un día al aire libre en invierno sin dejar de ser infeccioso. Una prueba más de la relación de la temperatura con el patógeno, que sufre e incluso queda inactivado con el calor.

La investigación ha sido realizada por la Universidad de Medicina Veterinaria de Viena (Vetmeduni). El trabajo analiza el efecto de la radiación ultravioleta (UV) natural que emite el sol sobre los coronavirus, tanto en superficies como en aerosoles. Esta luz, al menos así se cree, tiene el potencial de volver inofensivos estos virus. Alois Schmalwieser, científica que ha liderado el estudio, ha asegurado que la desinfección por radiación solar es “muy efectiva en aerosoles” al aire libre, especialmente porque no existe ninguna otra alternativa.

Según el experto, el virus no es muy sensible a la temperatura, harían falta 50 ó 60 grados centígrados para desactivarlo. Unas temperaturas que únicamente pueden encontrarse en el desierto. En los casos de infección entre personas, la radiación ultravioleta apenas tendría efecto ya que la transferencia del patógeno es mucho más rápida que su desactivación.

El coronavirus cambia en invierno

El coronavirus vive un día al aire libre en invierno, estación donde todo cambia. Durante los meses más fríos del año hay menos horas de sol y es bastante frecuente que las nubes cubran el cielo. Esto hace que el efecto desinfectante de la radiación ultravioleta se reduzca considerablemente. Algo que sucede, sobre todo, en los países del norte y centro de Europa. Las estimaciones de los expertos hablan que si en abril, en plena primera oleada, la UV tenía un gran efecto a la hora de frenar el coronavirus, su influencia bajará mucho en diciembre.

Para Schmalwieser, la mayor capacidad de supervivencia del virus en espacios exteriores durante el invierno puede contrarrestarse con una mayor permanencia en lugares interiores. Y es que el frío hace que la gente salga menos de casa. Sin embargo, durante la segunda ola parece haberse demostrado que en los sitios cerrados se producen más contagios por coronavirus.

Lee también: ¿Cómo afecta la lluvia al coronavirus?

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario