Home Enfermedades Diferencias entre coronavirus, gripe y resfriado

Diferencias entre coronavirus, gripe y resfriado

por WebSalud
Diferencias entre coronavirus, gripe y resfriado

El periodo invernal es la época más proclive para caer enfermos. Prácticamente todas las personas padecen por lo menos un resfriado al año, mientras que entre 10 y 20% sufren la gripe. Por otro lado, los estragos de esta enfermedad han crecido considerablemente este mes de enero respecto al de 2019.

En cualquier caso, muchas personas no distinguen bien las diferencias de síntomas entre un resfriado y la gripe respecto al coronavirus. Y es que comparten varios factores. Lo primero es dejar claro que tanto uno como otro, si no se complican, duran aproximadamente una semana con medicación o siete días sin ella. Sí, has leído bien. Los medicamentos sirven para los alivios sintomáticos, no para ‘curarla’. Otra cosa es que revista cierta gravedad o desemboque por ejemplo en una neumonía, que ya son palabras mayores y es aquí donde pasa a parecerse más al coronavirus. Hay que recordar que en origen, el Covid-19 fue llamado ‘neumonía de Wuhan’.

Diferencias entre resfriado, gripe y coronavirus

Lo más habitual es que pasemos por, como mínimo, un resfriado al año. Normalmente llegan en temporadas de frío, aunque en verano también ocurre debido a los cambios de temperatura. Es habitual resfriarse si nos pasamos todo el día en la playa al sol y luego entramos y salimos de vehículos o establecimientos con el aire acondicionado a toda máquina. Evitemos pues los cambios de temperatura drásticos.

En el caso del coronavirus, los síntomas incluyen fiebre, tos, dificultad para respirar, notable cansancio o manchas en el pulmón visibles con rayos X. En cualquier caso y como se están viendo en las últimas semanas, existen numerosos infectados por el Covid-19 que no muestran la mayoría de los síntomas. Hay ocasiones incluso en que pueden incluso dar positivo sin que les afecte en nada.

El goteo nasal es seguramente el síntoma más reconocible de un resfriado, aunque tener mocos no implica padecer un resfriado. En el caso de la gripe, la nariz suele estar más despejada.

El picor de ojos es otro rasgo típico del resfriado, no de la gripe. Debemos tener mucho cuidado con esto y lavarnos las manos varias veces al día. Es una buena costumbre en tu vida diaria, así que imagina si además te estás sonando los mocos continuamente y tocándote la cara.

Mientras el estornudo es muy típico del resfriado, la tos seca pertenece más al ámbito de la gripe. En ambos casos puede causar molestias. La ‘tos de perro’ incluso puede causar dolor y es importante mantenerse muy hidratado.

La fiebre es, seguramente, el síntoma más revelador. Con un fuerte resfriado pueden aparecer algunas décimas, pero es con la gripe cuando llega de verdad la fiebre. Es la señal inequívoca de que tu cuerpo está luchando contra el virus o infección de turno. Padecerla durante 3-4 días es habitual, pero si se alarga o aumenta la temperatura, no dudes en acudir al médico.

Otro de los síntomas que suelen mostrar diferencias entre resfriado y gripe es el dolor de cabeza. El resfriado te puede dejar hecho polvo después de un ataque de estornudos, pero es más típico de la tos gripal padecer molestias en la cabeza.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario