Home Coronavirus Los contagios suben un 413% en Madrid en una semana

Los contagios suben un 413% en Madrid en una semana

por WebSalud
Los contagios suben un 413% en Madrid en una semana

Los brotes de coronavirus también han llegado a Madrid. La última autonomía en sumarse a la obligatoriedad de la mascarilla incluso en espacios abiertos se ha visto salpicada por un importante aumento de casos. La incidencia de la pandemia se ha multiplicado por cinco en apenas siete días. Los contagios suben un 413% en Madrid en una semana. De los 269 en los siete días previos al 20 de julio a los 1.381 de este lunes. En total hay 11 brotes activos con 128 pacientes ingresados, 27 de ellos en la UCI.

Pese a que, igual que ha sucedido en otras autonomías, se ha acortado el horario del ocio nocturno, la medida no está funcionando como se esperaba. La situación es tal que se ha reducido también el aforo en el interior de los locales de restauración, exigiendo además la distancia mínima de 1,5 metros entre los clientes. También se ha minado el número máximo de personas en un mismo grupo hasta únicamente 10. La Policía Local también está aumentando las multas por no llevar la mascarilla. Una serie de medidas encaminadas a frenar la propagación del virus.

Cuidado con los aspersores

Por si la hostelería no tuviera bastante, desde el ministerio de Sanidad llega una nueva recomendación. Pensada precisamente porque los contagios suben un 413% en Madrid en una semana, se ha pedido que se tenga mucho cuidado con los aspersores de agua en las terrazas. La idea es que las personas que se sienten en las sillas al aire libre usen los métodos de toda la vida para combatir el calor, los abanicos. Desde el Gobierno se piensa que los aspersores pueden contribuir a la propagación del virus.

El riesgo, aunque bajo, existe. Las pequeñas gotas de saliva que emite una persona al toser, estornudar o hablar podrían mezclarse con las de los aspersores y terminar cayendo sobre objetos que podrían resultar infectados. Este medio de pulverización haría que estas gotas se esparcieran más entre la terraza, aumentando así las opciones de contagio a otras personas. Cierto que, visto así, la probabilidad es pequeña. Sin embargo se pretende evitar cualquier riesgo.

Lea también: En venta una mascarilla que desactiva el coronavirus

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario