Home Enfermedades Consejos para corregir los trastornos de la alimentación

Consejos para corregir los trastornos de la alimentación

por WebSalud
alimentación

Los trastornos de la alimentación son tres: Los atracones, la bulimia y la anorexia. Corregirlos no es tarea fácil. Depende del cuál sea el trastorno y sus síntomas, pero generalmente la solución es una combinación de terapia psicológica, educación sobre alimentación y, si procede, con medicamentos.

La dificultad de tratar estas patologías es que no hay que abordar únicamente la enfermedad en sí misma. También hay que tener muy en cuenta los problemas de salud que causan los trastornos que pueden ser graves y hasta poner en peligro la vida. Acertar en la combinación es clave para que los enfermos puedan recuperar su peso y su salud física y mental.

Prevenir los trastornos de alimentación es posible

La gran mayoría de estos trastornos alimenticios comienzan en la niñez o adolescencia. Por eso queremos dar unos consejos para prevenirlos antes de que la situación pueda empeorar o, por desgracia, sea prácticamente irreversible. Lo primero de todo es dar ejemplo en todos los sentidos, tanto en las normas de alimentación como en la aceptación de su propio cuerpo para que el físico no tenga efectos sobre la autoestima.

En este último aspecto también es muy importante demostrar a los niños que la apariencia física no importa y que no hace a nadie mejor o peor. También resulta clave evitar a toda costa que los medios de comunicación y las redes sociales, donde a toda hora se ve como lo físico es primordial, afecten o se vean como el ejemplo a seguir.

Superado este aspecto es vital proporcionar muchas opciones saludables de comida en el hogar. Si desde pequeños se acostumbran a comer de todo tendrá muchos beneficios toda su vida. La autoestima, factor clave. Si esta se encuentra en baremos normales es muy complicado que los niños caigan en trastornos de la alimentación. Algo a lo que también ayuda crear rutinas y horarios de comida, ayudados de la realización de ejercicio y, como no, un buen descanso.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario