Home Enfermedades Cómo combatir un golpe y una ola de calor

Cómo combatir un golpe y una ola de calor

por WebSalud
Cómo combatir un golpe y una ola de calor

Suele pasar todos los veranos en España. Los termómetros callejeros comienzan a mostrar unas temperaturas cercanas a los 40 grados centígrados. La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) suele avisar de lo que viene y de vez en cuando publica una serie de recomendaciones sobre cómo combatir tanto un golpe como una ola de calor.

Es evidente que consejos lógicos como permanecer hidratado todo el día, evitar la exposición prolongada al sol o no pasarse con el alcohol son algunos de los más habituales, pero hay más. Imagina que en la calle, al sol, hacen 40 grados; es importante que bajo ningún concepto te quedes dentro del vehículo sin aire acondicionado ni tampoco dejes a niños o mascotas. Los 60 grados que puede alcanzar el interior del coche en poco más de un cuarto de hora podrían ser letales.

De la misma manera que se recomienda beber mucha agua, es importante evitar ingestas copiosas de alimentos pesados. Es necesario que las digestiones sean más rápidas. Centra tu dieta en frutas, verduras y algunos platos más frescos. Por supuesto, otro de los consejos más efectivos para que una ola de calor no nos pase factura e incluso combatir un golpe de calor es evitar hacer deporte a las horas centrales del día. En este artículo ya te contamos los beneficios del sol para la salud pero, como todo, si abusas o lo haces de manera incorrecta, te la juegas.

Cómo detectar un golpe de calor

Existen muchos síntomas que pueden señalar que una persona está sufriendo un golpe de calor. No todos son propios de ello, ni mucho menos, pero sea como fuera, es necesario actuar rápido. Se puede producir una subida repentina de la fiebre que calienta mucho la piel y produce una rápida confusión en el paciente. Es muy probable también que acarree vómitos, mareos, dolor de cabeza, debilidad muscular y una respiración rápida y con algo superficial.

Cómo actuar

Lo primero es intentar poner a la persona afectada por un golpe de calor en una zona de sombra, ya que esos pocos grados y la no exposición al sol harán bien. Lo siguiente es llamar al 112 o contactar con el socorrista si lo hubiera. La misión es bajarle la temperatura del cuerpo, por lo que si hubiera un ventilador cerca, habría que orientarlo hacia el paciente o usar un abanico en su defecto. Ante los efectos de una ola de calor hasta este punto, es importante que mojemos un paño con agua fresca y tratemos de refrescar su piel, desde la cara hasta las extremidades. Por supuesto, si recobra el conocimiento, es importante darle agua para beber, pero debe hacerlo en pequeños sorbos.

Lee también: No es lo que crees, ¿qué significa el número de la protección solar?

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario