Home Adelgazar ¿En qué consiste la dieta mediterránea?

¿En qué consiste la dieta mediterránea?

por WebSalud
¿En qué consiste la dieta mediterránea?

Son muchas las dietas que existen para adelgazar o simplemente mantener un buen estado físico. La nutrición y la salud van ligadas y el 13 de noviembre es el día mundial de una de las dietas más importantes del mundo. Entonces, ¿en qué consiste la dieta mediterránea?

La Dieta Mediterránea es propia de España, pero no es exclusiva. Más que una dieta en sí, se trata de un estilo de vida acompañado por una serie de productos autóctonos. Podemos decir que es un estilo de vida que combina los ingredientes locales, las recetas, la forma de cocinar el plato y el ejercicio moderado. Sin duda, se trata de un excelente modelo de vida saludable.

No esperes perder muchos kilos de golpe con esta dieta, ya que lo que ofrece es bienestar pensando a largo plazo. También a corto y medio, pero desde la educación nutricional.

¿Qué puedo comer en la dieta mediterránea?

Generalmente, hablamos de una dieta rica en vegetales, frutas, judías, granos enteros, semillas, frutos secos y aceite de oliva. Evidentemente, también apuesta por las grasas saludables, pescados, aves o huevos. En porciones más moderadas, incluye productos lácteos e incluso carne roja de manera moderada. Y aunque el alcohol, en general, está descartado en todo régimen, la dieta mediterránea sí permite tomarse una copa de vino tinto en las comidas. Eso sí, este sistema nutricional incluye el ejercicio moderado como condición indispensable.

No se puede entender en qué consiste la dieta mediterránea sin hablar de las grasas saludables. Se ingieren en lugar de las grasas menos saludables, como las grasas saturadas y trans, las cuales contribuyen a las enfermedades cardíacas. Ya sabes, sólo con quitarte este tipo de alimentos, verás cómo tu cuerpo comienza a perder peso. Además, tu estado de forma y corazón lo agradecerán.

El aceite de oliva aporta grasas monoinsaturadas, que han demostrado reducir el colesterol total y los niveles de lipoproteínas de baja densidad (LDL o colesterol «malo»). Los frutos secos y las semillas también contienen grasa monoinsaturada.

Los pescados grasos, como la caballa, el arenque, las sardinas, el atún blanco, el salmón y la trucha de lago, son ricos en ácidos grasos omega-3. Hablamos de un tipo de grasa poliinsaturada que puede reducir la inflamación del cuerpo. Desde WebSalud te animamos a probar la dieta mediterránea en tu día a día.

Lee también: ¿Cuánto engordas en una boda?

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario